Archivos de la categoría Nivel Uno

Prepárate para leer, aprender o tomar decisiones. Es muy fácil y te lleva menos de dos minutos.

Por Patricia Martínez Castillo.

¿Te cuesta trabajo concentrarte? Te doy el proceso completo de Preparación, es el primer paso de la Técnica de Lectura con toda la mente llamada Photoreading, y puedes  usarla para aprender, estudiar, antes de correr, tomar decisiones o cualquier actividad donde quieras enfocarte, concentrarte y lograr resultados.

La preparación es tan importante para el aprendizaje como para la vida en general. Nadie entra a correr un maratón sin haber tenido un entrenamiento, es decir, una preparación previa. Esto es muy sencillo de entender, sin embargo, cuando se trata de leer, aprender, procesar información y tomar decisiones, lo hacemos la mayoría de las veces sin un proceso de preparación.

En el curso de Photoreading, Sistema de Lectura con la Totalidad de la Mente, el primer paso es precisamente la Preparación, y puede servirte para otros contextos. Antes de una junta, de hacer la tarea, de leer, de tomar una decisión, de manejar, o en general para cuando quieras estar en un estado ideal de la mente y el cuerpo: el estado de alerta relajado.

Voy a darte el proceso:

1. Siéntate con tu columna recta, tus pies apoyados en el piso y tus manos sobre tus muslos. Cierra tus ojos.

2. Piensa en el número 3, la palabra “relájate” y siente una ola de relajación recorriendo tu cuerpo, desde la parte superior de tu cabeza hasta las plantas de tus pies. Tú tienes el control sobre tu cuerpo.

3. Piensa en el número 2, la palabra “relájate” y deja ir cualquier pensamiento sobre el pasado o el futuro, trae tu mente justo aquí, justo ahora.

4. Piensa en el número 1, la palabra “relájate” y entra al estado de aprendizaje acelerado donde estas en contacto con los abundantes recursos de tu mente interna.

5. Repite en silencio para ti mismo “mientras hago lo que hago mi concentración es absoluta”

6. Establece tus propósitos. ¿Para qué vas a hacer esto? ¿Qué esperas obtener? Recuerda que la manera correcta de establecer tus propósitos es en primera persona, en presente, de manera positiva, diciendo lo que SI quieres lograr en lugar de lo que quieres evitar. Por ejemplo: “durante los siguientes cinco minutos leo los reportes de ventas y obtengo la información reelevante para la junta”, ó, “Durante los siguientes quince minutos resuelvo mi tarea de matemáticas de manera correcta”

7. Imagina que tienes un sombrero de Mago, concéntrate en donde estaría la punta, es decir, un punto justo arriba y atrás de tu cabeza. Date cuenta como aún con tus ojos cerrados se amplía tu campo visual.

8. Abre tus ojos e inicia tu actividad.

 

Para masoquistas: Game of Thrones Temporada V

 

 

Nosotros los masoquistas estamos frente al televisor viendo Game of Thrones temporada V.

Por Patricia Martínez Castillo.

 

¡Hemos esperado tanto!, sí, me confieso fan masoquista de esta historia terrible, y esta noche ¡por fin! vemos la continuación de la exitosa serie basada en las novelas “Canción de Hielo y Fuego” del escritor George R.R. Martin, millones de personas alrededor del mundo entre los que contamos hasta al mismo Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

Una corona para siete reinos, y sólo uno podrá ganar el trono, llena de Intriga, violencia, sexo, producción millonaria con escenarios y vestuario espectaculares. Con la cruel consigna de “todos merecen morir” ¿Qué personaje te gusta? ¿Con cuál te identificas? Ya se murió, o puede morir el siguiente capítulo ¿Cómo entender que nos guste tanto algo tan terrible? ¿de verdad estamos tan enfermos? La BBC da cinco claves.

Para empezar la serie puede atraer a todo tipo de público, afirman, pues incluye el género fantástico, el terror, los videojuegos, las intrigas políticas, los asuntos son tan intrincados que uno puede encontrar algún elemento atractivo. La variedad de personajes, ninguno color de rosa, todos con dualidad en el alma y alta dosis de maldad en casi todos. Los hay abnegados, pero no perfectos. Seguro podrás identificarte con alguno, o algo peor…te gustaría.

En segundo lugar tenemos que los guiones tienen giros inesperados, cuando acaba el episodio te quedas sorprendido sin poder creer lo que has visto, eso genera adrenalina y adicción. La lucha por el poder pasa por la venganza y el crimen, pero no cualquiera, hablamos incluso de parricidio e incesto. Cualquier personaje, por importante y elemental que sea, puede morir en cualquier momento. A menos que hayas leído los libros, si sólo estás viendo la serie, la trama resulta impredecible, y no puedes perderte un capítulo porque todo pasa muy rápido.

El tercer punto, que para algunos es el primero, es que tiene grandes dosis de sexo y violencia. No requiere de más explicación ¿o si?

En cuarto lugar, Game of Thrones es una producción millonaria, cuidada, espectacular, el Reino Unido, Islandia, Malta, Marruecos, Croacia, Belfast, Sevilla, son sólo algunas de las locaciones, cada episodio puede tener un presupuesto de cerca de seis millones de dólares. Se graba en un día en tres países diferentes El vestuario es confeccionado con tal cuidado que hasta hay especialistas en avejentar la tela. Varios directores y cientos de personas en cada locación.

Y finalmente la BBC afirma que existe una gran movimiento en redes sociales respecto a la serie, se comenta cada capítulo, los actores y creadores de la serie interactúan con los fans.

Yo sigo pensando que somos masoquistas, aunque algunos digan que sólo es reflejo de la realidad que vivimos ¿Tu qué crees?

¿Eres una persona nocturna o diurna? ¿Alondra o Búho?

De esto también depende la paz en las vacaciones, y en la vida en general.

Por Patricia Martínez Castillo.

 

Las Alondras son aves de la mañana, porque “al que madruga Dios lo ayuda” ¿cierto? Hay que levantarse entre 5 y 7 de la mañana, después es un pecado mortal, esto incluye sábados, domingos y vacaciones. La cama los expulsa, tienen que vigilar que el gallo cante, y si no lo hace, pues ahí están para ir a despertarlo, para decirle “ya es hora ¡párate a cantar!” Su mayor energía se concentra en la mañana, quieren hacerlo y terminarlo todo temprano, llegar primero, el ejercicio, el desayuno, la junta, el viaje, la limpieza, lo que sea, pero temprano. Por la noche ya no entienden, se ponen de malas y ya se quieren dormir, No faltará la Alondrita que me dirá “¡Si yo me duermo tarde, como entre 10 y 11 de la noche!” ¿Te reíste como yo? Eres Búho.

Los Búhos son aves nocturnas, su energía se concentra después de las 5 de la tarde, rinden mejor, se les llama desvelados, no pueden conciliar el sueño antes de las 12 de la noche, en realidad pueden trabajar muy bien de forma nocturna alegando que entonces tienen menos interrupciones y están más inspirados. Tranquilamente les puede dar las dos de la madrugada en la computadora sin saber qué hora es, prefieren reunirse a cenar que a desayunar, el mundo empieza a ser un poquito mejor después de las 10 de la mañana, pero en general las mañanas no son el mejor momento.¿Pusiste tu carota de descalificación? Eres Alondra.

En realidad esto está relacionado con los ritmos circadianos, que constituyen el reloj biológico humano regulador de las funciones fisiológicas del organismo para que sigan un ciclo regular que se repite cada 24 horas, y que coincide con los estados de sueño y vigilia. El sueño y la vigilia están asociados a los estímulos de luz, que el cerebro asocia con una mayor actividad fisiológica mientras que, en la oscuridad, se inhiben estas funciones, llegando al mínimo entre las 3.00 y las 6.00 horas.

En días regulares de trabajo y escuela “tenemos” que adaptarnos a horarios que son independientes a la naturaleza biológica de cada persona. La cuestión se complica en los días de descanso y las vacaciones debido a queAlondras y Búhos entienden de manera diferente el término “descansar” o “disfrutar”.

Las Alondras querrán programar el día, empezar temprano, ver el amanecer en nuevos lugares, llegar primero, ir a correr, desayunar, apartar lugar, conocer, y en general hacer todas las actividades para “divertirse” empezando a primera hora y terminar temprano, para poder dormirse entre 9 y 10 de la noche y descansar,poder empezar temprano nuevamente al día siguiente, porque “estamos de vacaciones, venimos a disfrutar”, Eso es lo correcto para ellos y no pueden entender a la bola de flojos que quieren dormir hasta tarde porque ¡claro! ¡Anoche no querían dormirse, estaban de fiesta y esperan que todos nos desvelemos igual! ¡Así no son unas buenas vacaciones!

Los Búhos querrán levantarse tarde, disfrutar la cama, almorzar, o no, tomarlo con calma para empezar a disfrutar por ahí de las 3 de la tarde, ver los atardeceres, la mejor parte del día, romper los horarios y las rutinas, porque “estamos de vacaciones, venimos a disfrutar”, Eso es lo correcto para ellos y no pueden entender a los neuróticos que en lugar de relajarse quieren todo temprano, que no quieren disfrutar el atardecer porque ya les urge cenar y dormir temprano, ¡si podemos tener una velada fantástica!

Estas diferencias causan verdaderos enfrentamientos en la vida, y sobre todo en las vacaciones donde estamos juntos todo el tiempo. ¡Por favor! Entiende que tenemos energías diferentes, en lugar de descalificar al otro pensando que sólo tú tienes razón, sé tolerante, tal vez, Alondras y Búhos puedan reunir su mejor energía en un horario en común y respetar el resto del tiempo las diferencias, entendiendo, más que criticando.

¡Felices vacaciones a los que salen! Y los que los entendemos como “días de guardar” que la reflexión e introspección sea luminosa y profunda, que te llene de Paz.

¿Podemos enamorarnos respondiendo un cuestionario?

Por: Patricia Martínez Castillo.

 

Esta semana Nivel Uno en Facebook nos regaló el video de donde se afirma que se necesita un promedio de diez citas para que dos personas que se atraen descubran todo lo que tienen en común y se enamoren. La pregunta que se hacen es: ¿Qué pasaría si concentráramos diez citas en una hora? Reunieron a varios desconocidos y los hicieron seguir un cuestionario para crear una intimidad acelerada. El video, editado con cancioncita romántica, acaba en puros besos con la sugerencia de que “sólo hay que abrirle el corazón a alguien”.

Para empezar estas persona decidieron participar en este experimento, lo que digo parece obvio, pero no lo es. ¿Estamos dispuestos a intimar con un desconocido? ¿Estamos dispuestos a arriesgarnos y enamorarnos? Habrá varias almas aguerridas que me dirán que ¡Si!,  algunos hasta  ¡Me urge! Y ¿qué estás haciendo al respecto?

Hace unas semanas en este espacio te contaba de mi experiencia en Tinder, la aplicación para conocer personas y “ligar”, resulta que “todos” quieren conocer a alguien, pero “ninguno” está dispuesto a abrirse, dejarse conocer, darse tiempo, conocer al otro verdaderamente, profundizar, intimar. Y por intimar me refiero a cercanía emocional, no a sexo únicamente.

Este video me llevó a investigar sobre el famoso cuestionario, son 36 preguntas diseñadas en 1997 por el psicólogo Arthur Aron, profesor en la Universidad Estatal de Nueva York, conocido por su trabajo sobre intimidad en relaciones interpersonales.

Se afirma que “podrías” enamorarte contestando estas preguntas, ¿no te asusta? ¿te da curiosidad? la condición es contestar las preguntas viendo al otro a los ojos, repito, a los ojos, no al celular, nada más lo reitero porque luego algunos creen que estar con alguien es estar sentados en la misma mesa cada quien viendo su celular.

Este experimento afirma que puede lograr que dos desconocidos que se atraen se enamoren, me pregunto qué pasaría si se aplicara en matrimonios, o en relaciones ya establecidas. ¿Estarían dispuestos a soltar el celular, la tele, la compu, el gym, el trabajo, los platos, los niños, las mascotas, los amigos, el cansancio y demás pretextos y distractores para dedicarse por lo menos una hora y de verdad mirarse a los ojos y contestar el cuestionario?

¿Estarías en disposición de probar? hay que dedicarle por lo menos 15 minutos a cada sección, puede ser más, los participantes deben leer las preguntas en voz alta y ambos deben contestar todas las preguntas mirándose a los ojos. Y por favor ¡sinceridad y disposición! Algunos sugieren verse a los ojos 4 minutos al terminar. Si te atreves por favor me cuentas cómo te fue. Aquí tienes las 36 preguntas, ¿listos?

 

Sección I

 

1. Si pudieras elegir a cualquier persona en el mundo, ¿a quién invitarías a cenar?

2. ¿Te gustaría ser famoso? ¿De qué forma?

3. Antes de hacer una llamada telefónica, ¿ensayas lo que vas a decir? ¿Cuál es la razón?

4. Para ti, ¿cómo sería un día perfecto?

5. ¿Cuándo fue la última vez que cantaste a solas? ¿Y para otra persona?

6. Si pudieras vivir hasta los 90 años y retener ya sea el cuerpo o la mente de alguien de 30 años durante los últimos 60 años de tu vida, ¿cuál de las dos opciones elegirías?

7. ¿Tienes una corazonada secreta acerca de cómo vas a morir?

8. Di tres cosas que creas tener en común con tu interlocutor.

9. ¿Cuál aspecto de tu vida te hace sentir más agradecido?

10. Si pudieras cambiar algo en la forma como te educaron, ¿qué sería?

11. Tómate cuatro minutos para contar a tu compañero la historia de tu vida con todo el detalle posible.

12. Si mañana te pudieras levantar disfrutando de una habilidad o cualidad nueva, ¿cuál sería?

Sección II

13. Si una bola de cristal te pudiera decir la verdad sobre ti mismo, tu vida, el futuro, o cualquier otra cosa, ¿qué le preguntarías?

14. ¿Hay algo que hayas deseado hacer desde hace mucho tiempo? ¿Cuál es la razón por la que no lo has hecho todavía?

15. ¿Cuál es el mayor logro que has conseguido en tu vida?

16. ¿Qué es lo que más valoras en un amigo?

17. ¿Cuál es tu recuerdo más valioso?

18. ¿Cuál es tu recuerdo más doloroso?

19. Si supieras que en un año vas a morir de manera repentina, ¿cambiarías algo en tu manera de vivir? ¿Por qué?

20. ¿Qué significa la amistad para ti?

21. ¿Qué importancia tiene el amor y el afecto en tu vida?

22. Compartan de forma alterna cinco características que consideren positivas de su interlocutor.

23. ¿Tu familia es cercana y cariñosa? ¿Crees que tu infancia fue más feliz que la de los demás?

24. ¿Cómo te sientes respecto a tu relación con tu madre?

 

Sección III

 

25. Di tres frases verdaderas usando el pronombre “nosotros”. Por ejemplo, “nosotros estamos en esta habitación sintiendo…”.

26. Completa esta frase: “Ojalá tuviera alguien con quien compartir…”.

27. Si te fueras a convertir en un amigo íntimo de tu interlocutor, comparte con él o con ella algo que sería importante que supiera.

28. Dile a tu interlocutor qué es lo que más te ha gustado de él o ella. Sé muy honesto y dile cosas que no dirías a alguien a quien acabas de conocer.

29. Comparte con tu interlocutor un momento embarazoso de tu vida.

30. ¿Cuándo fue la última vez que lloraste delante de alguien? ¿Y a solas?

31. Cuéntale a tu interlocutor algo que ya te guste de él.

32. ¿Hay algo que te parezca demasiado serio como para hacer broma al respecto?

33. Si fueras a morir esta noche sin posibilidad de hablar con nadie, ¿qué lamentarías no haber dicho a alguien? ¿Cuál es la razón por la que no se lo has dicho hasta ahora?

34. Tu casa se incendia con todas tus posesiones dentro. Después de salvar a tus seres queridos y a tus mascotas, tienes tiempo para hacer una ultima incursión y salvar un solo objeto. ¿Cuál escogerías? ¿Por qué?

35. De todas las personas que forman tu familia, ¿qué muerte te parecería más dolorosa? ¿Por qué?

36. Comparte un problema personal y pídele a tu interlocutor que te cuente cómo habría actuado él o ella para solucionarlo. Pregúntale también cómo cree que te sientes respecto al problema que has contado.

Por favor no me felicites, inclúyeme.

Por: Patricia Martinez Castillo

El día Internacional de la Mujer y las otras discriminaciones

El 8 de marzo, día internacional de la Mujer, llueven en redes sociales “felicitaciones” que, bien a bien,muchos ni entienden, ¿alguien felicita a un hombre por ser hombre? ¿Por qué felicitar a una mujer por serlo? Y luego viene la lluvia de calificativos: hermosas, sacrificadas, todo terreno, únicas y demás.Yo también conozco hombres así. ¿Tú no?

Eso me recuerda que la primera felicitación que solía recibir hace años, era de mi amigo Arturo, antes de que muriera, el más machista de mis amigos, se enfurecía cuando le decía que no es cuestión de género, sino de paz, justicia, equidad, honestidad. No se trata de “festejar” a las mujeres, sino de crear una mejor sociedad para todos, sin excepción. No se trata de mandar una felicitación un día al año y discriminar el resto, a quien sea, por las preferencias que sean.Yo le decía que festejaríamos el día que hubiera “el día de todo”, del afroamericano, del hombre, del anciano, etc. Él ya no vive para decirme que ahora, todos los días son días de algo, ya hasta perdimos las ganas de conmemorar, se perdió la seriedad.

Para algunos, esto es una lucha de hombres contra mujeres, pero va más allá, empezó con la lucha por el derecho a la igualdad en las urnas y los sindicatos. Sabemos que en cuestión de salarios aún hay una brecha de género en muchos países, empezando por éste. La injusticia es para cualquier hombre o mujer que gane menos trabajando más que otro, que la determinación del salario o retribución no sea por el mérito o los resultados que genera.

Me parece que es fundamentalmente un problema de educación, ahí tienes el impactante caso de Malala o las mujeres musulmanas, entre muchos otros. Pero no vayamos tan lejos, a mí, varias veces me han recetado aquello de “ya no estudies tanto…” “Mujer que sabe latín, ni encuentra marido, ni tiene buen fin”. La “amenaza” que representa una persona preparada, hombre o mujer, para aquellos que no lo están, y lo peor es que no quieren que nadie más lo sea. No es conveniente. No falta el que aún dice que cada quien su moral y su justicia y que eso es cuestión de costumbres. Para mí la justicia no es una costumbre que puede cambiar a conveniencia, es una virtud, o como decía Aristóteles, el justo medio, la virtud de las virtudes, y como tal es una aspiración universal. Ojalá y estuviéramos más acostumbrados a ser justos con nosotros mismos y con los demás.

La discriminación aceptada comienza con la educación en la familia, en el ejemplo que dan la Mamá y el Papá, ambos, activa o pasivamente, no sólo con lo que decimos, sino con la forma en la que actuamos, o dejamos de hacerlo. La educación violenta genera una sociedad violenta. La educación discriminadora genera discriminación. La indiferencia, desamor.

Nunca se habla de la “otra” discriminación, la de las mujeres en contra de las mujeres, la discriminación de ambos géneros ante la diferencia. Por ejemplo, la discriminación a la mujer soltera y sin hijos, la que rompe con el paradigma social, pareciera que eresmás valiosa si eres madre soltera, divorciada, o cualquier estatus, menos soltera y sin hijos. Las sentencias empiezan con un “como tú nos tienes hijos…”, “como tú no te has casado…” o peor “como nunca te casaste…” Semejante pecado te hace “solterona”, rara, sin necesidades, sin horarios, incapaz de comprometerte, amargada, egoísta, prostituta, roba maridos, exigente, patética pues, mereces ser excluida, y la primera cara de desaprobación viene precisamente, en muchos de los casos, de las otras mujeres, las que se sientensuperiores por ser madres, las que tomaron decisiones diferentes, con las que tampoco están conformes. Discriminación y argumentos Ad hominem, éste es sólo un ejemplo.

En la medida en que nos aceptemos a nosotros mismos, con nuestras propias decisiones, seremos capaces de aceptar al otro. Vamos celebrando lo que sí tenemos, lo que sí somos. Celebremos cuando somos incluyentes, tolerantes, cuando reconocemos el derecho a decidir, a ser, a vivir, a amar, a ser productivos, a ser justos, a respetar, celebremos que somos seres humanos, más allá de nuestras diferencias, nuestras coincidencias. ¡Feliz día a todos!

Se busca joven guapo para entablar una “bonita relación”… Mi semana en Tinder, la otra forma de relacionarnos.

Por Patricia Martínez Castillo

Amanecí leyendo que, en Canadá, Joe Cole de 89 años utiliza Tinder para encontrar mujeres que quieran salir con su nieto, mientras que Carmen Salinas anuncia las galletas Emperador hablando de Tinder. ¿Qué es Tinder? Me pregunté, y me di a la tarea de investigar. Resulta que es una aplicación para conocer personas, para “ligar”, jala tu perfil de Facebook, tu foto, sólo pone tu nombre sin apellidos, y busca a las personas que pueden ser tu pareja, por ubicación y rangos de edad que tú puedes escoger. Te dice si tienes intereses y amigos en común.

Cual álbum Panini del mundial, o catálogo de zapatos, se me aparecieron fotos de hombres a las que había que catalogar con un me gusta o no me gusta. Me sentí fatal, discriminadora, me cuestionaba ¿hasta cuánto estamos dispuestos a clasificarnos y “cosificarnos”? ¿Qué tan peligrosa puede ser esta situación? Y mientras me cuestionaba sobre moral y seguridad pasaba las fotos, según yo, sin clasificarlas. Después me enteré que al pasarlas ya les estás dando “like”, lo cual implicó ¡Que me gustaban todos! Lo supe cuando me contactaron personajes como “Beto el cachondo” u “Omar el swinger”, que cuando se enteraron que yo andaba sólo en plan de investigación dejaron de hablarme, con todo y eso mientras lo hicieron fueron amables. Después de eso, empecé a escoger.

¿Cómo nos aparecemos en las redes sociales? ¿cómo nos presentamos al otro? Curioso me resultó que un hombre que quiere salir con mujeres elija para presentarse la foto de su perro, su moto, su mamá o su esposa con su bebé recién nacido, la foto de Bradley Cooper o Brad Pitt, o de plano, no ponga foto. También los hay que ponen la foto abrazando a una mujer, a alguno le pregunté quién era y me dijo: “Es mi prima”. ¿Tú también te reíste?

Siendo sincera debo decir que la experiencia fue interesante, al no tener la presión de encontrar pareja o alguien con quien salir pude tener otra perspectiva. Y pude platicar con seres humanos inteligentes, interesantes, divertidos y con ganas de ayudarme. Muy lejos de la experiencia frívola o peligrosa que me imaginaba. Es más, encontré varios conocidos por ahí.

De todas las personas que contacté por la aplicación y estuvieron dispuestas a ayudarme, todos tenían menos de tres meses usándola, habían tenido una cita o ninguna y en la mayoría de los casos, no fue lo que esperaban. Sólo uno de ellos me contactó por los gustos que tenemos en común. La gran mayoría decía que estaba por cerrar la aplicación. Lo cierto es que ahí siguen.

Cuando pregunté a un grupo de 27 jóvenes menores de 25 años si tenían Tinder y qué opinaban, todos sabían a qué me refería, sólo dos confesaron tenerlo y uno me contó que “el primo de un amigo” estaba por casarse con alguien que conoció por ahí y él entro porque recientemente terminó su relación y necesitaba alguien con quien salir el fin de semana, sin embargo, no había encontrado lo que esperaba, pero ahí seguía  Algunos creían que usar una aplicación así implica que estás “urgido” y eres incapaz de conocer a alguien. Por mi parte, entendí que si esto fuera verdad tal vez no hubiera encontrado hombre guapos, inteligentes o interesantes por ahí.

¿Qué tan peligroso puede ser? Tanto en el mundo virtual como en el mundo real hay verdad y mentira, hay precauciones elementales que tomar al relacionarnos con alguien y hay cuestiones de sentido común. Se trata, como siempre, de la manera como tomamos una decisión y qué elementos consideramos al tomarla. Las fotografías dicen mucho. ¿Tú sales con alguien de quien no conoces ni su nombre completo? ¿Sales con alguien que no sabes dónde trabaja?¿Sales con alguien sólo por su foto y nombre de pila? ¿le abres la puerta de tu casa a cualquier desconocido que pasa? Así de elemental.

Más allá de la opinión y lo que puede parecer frívolo, estamos relacionándonos de manera diferente, estamos siendo catalogados constantemente por algoritmos, que si bien ahora están empezando, cada vez reúnen más información a gran velocidad con la finalidad de poder predecir la conducta humana. ¿Cuánto valdría un algoritmo así?¿Llegaremos a ser completamente predecibles? Espero que no.

Mami ¿Qué será lo que quiere el Negro? La inesperada virtud de dejar de ser superficial

Mami ¿qué será lo que quiere el Negro?

O “La inesperada virtud de dejar de ser superficial”.

Patricia Martínez Castillo

 

Tan bien que estábamos conformándonos y quejándonos de historias predecibles y desabridas, cuando nos llega “el Negro” González Iñárritu, cual es su costumbre, a despertarnos, confrontarnos, horrorizarnos, enternecernos, sorprendernos, hacernos pensar, llenarnos el paladar y el pensamiento de aromas y especies, de acidez e infortunio.

Birdman es la película que nos ha lanzado como balde de agua helada, también titulada  “la inesperada virtud de la ignorancia”, ¿Cómo puede ser virtud ignorar?  Si lo fuera no tendríamos que leer, estudiar, sorprendernos, ¡vivir!. Cuando ignoramos podemos permanecer en una zona de confort; en cambio, pensar, cuestionar, dejar de ser light, profundizar y confrontar suelen incomodar, aunque también nos ayuda a crecer, ser mejores seres humanos, pasar de la mera opinión al conocimiento,  de la queja constante a la acción transformadora.

En un mundo tras bambalinas, el teatro nos regala la realidad de enfrentarnos a nosotros mismos, porque el teatro no tiene segunda toma, o tercera, o hasta que todo salga bien, es a la primera, como salga, como la vida.  Y cada puesta en escena es un empezar de cero. En el camerino te enfrentas contigo, desnudo, frente al espejo de tu propio ser, con una angustia existencial para encontrarte en el personaje, darte a luz desde tus propias entrañas, sin superficialidad ni falsedad, con todas tus miserias, esas mismas que te has esforzado tanto por esconder.

Los miedos se traspasan, es terapéutico, la catarsis libera. El ego, máscara y escondite, desde donde el actor resguarda su hipersensibilidad, se atrinchera, porque el aire le arde, está a flor de piel. El humor negro suele ser un grito de auxilio. Reírnos de una realidad cruel, usando la ironía, que ya desde Sócrates, solía ser herramienta de aprendizaje.

Cuando el ego cae ¿qué le queda? Una hija adolescente que grita: “No eres tan importante, acostúmbrate a ello, ¡Ya! ¡supéralo!”. Ya no eres Birdman, dejaste de serlo hace mucho tiempo y no te has dado cuenta.

¿Cómo renunciar al “Superhéroe”?, a ese personaje que representamos en la edad en la que éramos invencibles, el mundo era nuestro y el tiempo eterno, un bocado e inmediatamente después el otro, saborear era menos importante que atragantarse la vida, hasta que aparece la situación límite: la lucha, la culpa, la muerte y nos da una sacudida. ¿Nos conformamos? ¿O trascendemos?¿Nos atrevemos a ser nosotros mismos o le seguimos en el miedo, en la máscara? ¿Seguimos quejándonos o actuamos?

¿Sólo se trata de sexo?

¿Sólo se trata de sexo?

Patricia Martínez Castillo.

“Pase, pase, Señora, Señorita, le tenemos hombre soltero y sin compromiso, guapo y de buen cuerpo, bien vestido, empresario exitoso, de buen gusto, multimillonario, fiel, inteligente, decidido, toca el piano, y por si fuera poco, sabe bailar. Promete enamorarse de usted, estar al pendiente de sus deseos, ser generoso, llevarla a pasear en helicóptero, en avión privado, en Audi R8,  llenarla de regalos, casarse con usted, ponerle casa, ser amable con sus padres, cuidarla y protegerla. Romance y sexo asegurados. Pero eso sí, debe usted saber que este hombre también es vulnerable, tiene heridas físicas y emocionales que sólo usted puede sanar, sí, sólo usted puede salvarlo.” ¿Quién quiere un hombre así? No se amontonen.

“Pase, pase, Joven, Señor, Caballero, le tenemos mujer joven, hermosa, soltera y sin compromiso, de buen cuerpo, ingenua, virgen, sabe cocinar, aún se sonroja a la menor provocación, sexy, fiel, nada interesada, trabajadora, sus padres la amarán. Ella está dispuesta a vivir y morir por usted, a cumplirle sus fantasías sexuales. Resulta frágil y un poco torpe, cual cachorro, encantadora, usted podrá protegerla y controlarla”. ¿Algún interesado? Pásele a la fila.

Hasta aquí todo bien para muchos ¿verdad?, ¿quién le entra?, la cuestión es que, lo que parece ser el ideal de pareja, en este caso, involucra una relación obsesiva, controladora, violenta, física y mentalmente. ¿Te sigue interesando? Porque,  quien ha vivido una situación así en la vida real sabe que ni romántica ni excitante. ¿Verdad?

“¿Leíste las Sombras de Grey?¿Ya viste la película?” Escucho frecuentemente estas preguntas, y en respuesta viene: “yo no leo esas cosas”, “predecible”, “cero fan” ,“esperaba más”, “hay historias mejores”; el resto contesta “¡Siiii!” seguido de una mirada de “complicidad”. ¿Te gustó?

La autora británica Erika L. James confiesa haber empezado la Trilogía de las Cincuenta Sombras de Grey con la siguiente premisa: ¿qué pasaría si te sintieras atraído por alguien que practica BDSM y tú no?

BDSM son prácticas sexuales no convencionales,  sus siglas implican Bondage o “atamientos”, Dominación, Disciplina, Sumisión y Sadomasoquismo. Dentro del mundo de la psiquiatría son parte de las parafilias y se considera un trastorno mental. Aún así, algunos se sienten atraídos por experimentar la diferencia, aunque signifique dolor y trastorno. “Si no me pega, no me quiere” ¿Así estamos de enfermos?

La comunidad BDSM parte del supuesto que las prácticas sexuales no convencionales se den de un modo seguro, sensato y consensuado. Es decir, ambas partes están de acuerdo, pueden diferenciar la fantasía de la realidad y los riesgos que se corren son calculados, sin que la vida o la seguridad peligren. De ahí “el famoso contrato” del que tanto habla la historia. Porque en este asunto, lo primordial es el consentimiento. ¿Le firmas?

Así que, la próxima vez que te digan “Aquí está tu Christian Grey” pregunta a qué se refieren específicamente, y pide exactamente lo que quieres, no vaya a ser que acabes colgando con el brazo dislocado, o con el cuerpo todo moreteado, cuando lo que tú esperabas era un viaje en helicóptero o un beso en el elevador.

Cuéntame, ¿tú sabes realmente lo que quieres en una relación? ¿Puedes comunicarlo y respetarlo?