Como hacer que las vacaciones no acaben en divorcio


 

 

 

 

Por: Melina Alfaro Gress.

Las vacaciones pueden suponer tanto una oportunidad para redescubrir a la pareja y reforzar la relación, como constituir el detonante de una ruptura (según el Instituto de Política Familiar, 1 de cada 3 parejas rompe su relación tras las vacaciones). Para evitarlo, ante todo hay que ajustar las expectativas de ambos miembros a la realidad, sin idealizar las vacaciones y eligiendo de mutuo acuerdo la mejor opción.

 

Si quieres que sean románticas

 

Elije un lugar del que ambos tengan buenos recuerdos o en el que no hayan estado antes (evita a toda costa ese en el que estuviste con una anterior pareja)

Planeen en viaje como una luna de miel, con el entusiasmo, ilusión y romanticismo del inicio de su relación

Sean tolerantes y eviten las críticas, si algo sale mal, nada de culparse uno al otro

Hagan cosas diferentes, actividades nuevas que se convertirán en memorables recuerdos.

 

Si son vacaciones familiares:

Si el planteamiento es pasar las 24 hrs del día en familia y lejos de casa, hay que negociar muy bien previamente cuales son las necesidades de cada uno y cómo se va a intentar satisfacerlas. Para ello:

Organicen actividades en las que todos puedan participar pero también algunas para que realices a solas como pareja o con amigos.

Repartan las tareas cotidianas para que todos puedan disfrutar de unas buenas vacaciones.

Busca algún momento antes de las vacaciones para hablar de temas pendientes, evitarás que ciertos problemas hagan acto de presencia en el momento menos oportuno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>