image

Cómo lograr la desintoxicación emocional


En nuestro interior tenemos sentimientos que dificultan el rendimiento personal, reduce la capacidad de las relaciones humanas, afecta nuestro peso, e incluso, deterioran nuestro éxito laboral. La ira, la depresión y el letargo, promueven la formación de problemas, la complicación de las actividades y nos aíslan socialmente. Si queremos encontrar una solución verdadera, lo primero que debemos hacer es desintoxicar nuestras emociones.

En el libro “La Curación Espontánea” del Dr. Andrew Weil existe una premisa; a muchos enfermos físicos lo que les falta es precisamente mostrar pasión a través de las emociones, es decir, dejar de estar aletargados y apáticos, aprender a solucionar.

Pasos para la Desintoxicación Emocional

Mírare por dentro: El estar ocupado de los problemas de los demás, hace que nos olvidemos de nuestras propias fallas. Por lo tanto, evita emitir juicios acerca de todo y todos. No es posible lograr el control sobre todas las cosas y situaciones en nuestras vidas, por eso es útil clasificarlas. Sé responsable de tus emociones. Haz una limpieza profunda de tus pensamientos, y acepta que también te pueden ocurrir cosas malas. Toma cada dificultad como una oportunidad para ser mejor persona, eso garantizara tu evolución basada en la experiencia.

Reconoce tus sentimientos: Ten siempre vivos tus sentimientos. Conversa siempre de ello con un amigo, escribe en tu diario, cuéntatelo y así lograrás erradicar tus sentimientos negativos.

Tu cuerpo emite señales: Aprende a entender las señales de tu cuerpo, obsérvate y aprende de cada vez que te sientas presionado. Así, la próxima vez, podrás manejar mejor las frustraciones antes de que lleguen al límite peligroso. Podrás con esto saber interpretar las señales de alerta y te preparas mejor para la situación a enfrentar.

Regálate un tiempo para meditar: Es bueno que tengas un tiempo cada día para estar solo y hacer lo que realmente te gusta: escuchar música, pintar, ver por la ventana, meditar o solo hacer nada. Esto te permite reconocer qué es lo que has estado dejando de lado y tomar consciencia de tus emociones.

Escribe en un diario: Apunta cada elemento que te produzca una preocupación clara, personal y objetiva, luego enfréntalos uno por uno con tu manera de pensar. Trata de no mentirte para mitigar responsabilidades. Algunas veces es útil unas lagrimas, por lo tanto llora lo necesario. Aleja a tiempo esas cosas que sabe qué no tienen solución. Retoma luego de darle un alcance nuevo, después de cambiarte la perspectiva, esto sucede cuando enfrías la cabeza. Los sentimiento negativos, se liberaran y se alejaran uno por uno.

Desarrolla técnicas para liberarte: Cada uno desarrolla técnicas muy propias para hacer frente a los problemas emocionales. Estas son algunas ideas:

Imagina que pones tus preocupaciones en una burbuja y ésta vuela lejos.
Puedes arrojar una roca en el agua.
Crea un punto, agrégale tus problemas y visualiza tus preocupaciones alejándose a distancia.
Comparte sus problemas con un amigo, un familiar o un psicólogo. Házlo sin vergüenzas ni secretos.
Escribe el problema, estúdialo, crea una solución y aplícala.
Abraza un árbol y piensa en que hay cosas mas grandes que tus propios problemas, velos como pequeños y domínalos.
Sé sincero, aléjate de los rumores y evita crearlos.
Evita a personas conflictivas.
Cuando tus emociones se disparen, escúchalas, déjalas fluir sin reprimirlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>