image

Meditar en la vida diaria


image

 

La meditación es la práctica de un estado de atención concentrada, sobre un objeto externo, pensamiento, la propia consciencia, o el pro pio estado de concentración.

La meditación es un paso esencial en el camino a la iluminación.image

Incluso en el día a día vemos que con una buena concentración rendimos más y mejor.

Sin una mente estable, somos como una vela al viento; vulnerables a las influencias negativas y faltos de poder para progresar en el camino espiritual.

Todos los maestros budistas han confiado en la meditación para obtener logros espirituales y es comprensible si observamos sus beneficios: Nos sentimos más felices, más equilibrados y concentrados, y experimentamos una sensación de paz interior. Pero la meditación sirve para mucho más que relajarse y ser feliz, es un método comprobado para poder experimentar la verdadera naturaleza de la realidad, la verdadera naturaleza de nuestras mentes.

Cuando hablamos de meditación ¿ a qué nos referimos ?

La meditación es una disciplina en la que se cultiva la familiarización con el objeto de meditación escogido.

El problema es que en la vida diaria, debido a nuestros estados mentales dispersos, dejamos que nuestra mente nos domine y controle, la cual, a su vez está dominada por emociones y pensamientos. Esto afecta a todos nuestros estados mentales, que se ven sobrecargados de emociones y pensamientos destructivos y negativos, lo que perpetúa un círculo completo de confusión.

Así que lo que buscamos en nuestra práctica espiritual es intentar invertir este ciclo, de forma que, gradualmente, nos encontremos en situación de hacernos cargo de nuestra mente y de prevenir que se encuentre bajo el dominio e influencia de nuestros impulsos y pensamientos negativos.

Y el modo en que esto se consigue es implicándose en la disciplina constante de familiarizarnos con el objeto escogido de tal manera que podamos obtener cierta estabilidad mental y así poder emplazar la mente y permitirle permanecer en un punto en el objeto elegido concreto con una cierta estabilidad. Desde luego, cuando hablamos de un objeto concreto, nos referimos a un objeto positivo al cual dirigimos nuestros pensamientos y en el que cultivamos familiarización, hasta llegar gradualmente a que podamos invertir ese ciclo.Éste es el propósito real de la meditación.

Este proceso de iluminación se produce de manera gradual, podemos notarlo en nuestra experiencia personal. Tener una mente con la que puedas controlar tus pensamientos y emociones es algo increíble. Tener la capacidad de ser el amo de tu propia mente, poder decir a todos los pensamientos y emociones siempre que quieras parar, y siempre que quieras quedarte tranquilo.

Tener esta capacidad, esta paz mental, de pronto te conviertes en el dueño de tu propia mente. Cuanto más control se tiene sobre la propia mente, en lugar de ir constantemente arriba y abajo como un yo-yo, o de estar sobreexcitado cuando algo bueno ocurre y completamente deprimido cuando las cosas van mal, lo que ocurre es que con concentración, tu mente se vuelve mucho más estable.

De hecho, este equilibrio de la mente es un tipo de alegría, un tipo de paz grande. Tener esta tranquilidad dentro es mucho más agradable que recibir buenas noticias o que nos sucedan cosas buenas exteriormente.

Es muy importante esforzarse en la concentración en desarrollar calma mental. Lo podemos hacer en la vida cotidiana, no es necesario irse de retiro. Simplemente se trata de saber cómo proceder y cómo integrarlo en la vida diaria.

Para desarrollar calma mental hay ciertas condiciones que ayudan:

Se trata de tener pocos deseos, de estar satisfecho con nuestra situación en la vida y rodearse un poco de un entorno tranquilo.

Aunque vivamos en familia, aún así podemos levantarnos un poco antes que los demás y practicar calma mental. O practicar por la noche, cuando todo el mundo se ha ido a la cama. O cuando los niños están en el colegio. Si se quiere, se puede encontrar un momento durante el día para una meditación. Así que lo primero es querer practicar la meditación, viendo sus ventajas, después, desarrollar la determinación “voy a hacerlo y durante el tiempo que establezca no voy a perder el objeto”, y luego se desarrolla la memoria que mantiene el objeto sin que se pierda. Una vez que eres capaz de hacer esto, utilizas la introspección para comprobar la calidad de tu concentración y hacerla más precisa.Poco a poco encuentras así el camino que debes mantener.

CARACTERÍSTICAS DE LA MEDITACIÓN:

1.- Un estado de concentración sobre la realidad del momento presente.

2.- Un estado experimentado cuando la mente se disuelve y es libre de sus propios pensamientos.

3.- Una concentración en la cual la atención es liberada de su actividad común.

4.- Una focalización de la mente en un único objeto de percepción, como por ejemplo la respiración o la recitación de palabras constante (mantras, oraciones).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>