image

No fracases a medias, fracasa del todo.


No fracases a medias, fracasa del todo.
Todos somos aspirantes a ser campeones de la vida, pero muchas veces
quedamos atrapados en un fracaso a medias y no sabemos cómo salir de
semejante atoro, no podemos ni completar el fracaso, ni podemos avanzar
hacia el éxito.

Son los ³Empatadores² en el juego de la vida. No pueden aprender de sus
errores ni de sus éxitos, porque para eso deberían completar una cosa o
la otra. Nunca aprenden. No tienen éxito ni en sus fracasos.
Los fracasos totales, bien aprovechados, brindan muchos conocimientos y
experiencia, que podrían ser luego aplicados a una nueva y más promisoria
etapa.
Piensa en tu mas tremendo fracaso. Un fracaso que puedas mostrar orgullosamente a familiares parientes y amigos- Se aprende tanto de éxitos como de fracasos. Si no tenemos un éxito a mano, ¿por qué no aprovechar el fracaso? Hay que aprovechar lo que se tiene. Si de aprender se trata se aprende tanto de un éxito como del fracaso.

Hay gente que siente un gran alivio cuando finalmente fracasa. Ya está, ya no temen más perder. Ahora pueden dedicarse a otra cosa. El temor a perder es más angustiante que la frustración por haber perdido.

¡Aprovecha tus fracasos tanto o más que tus éxitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>