¡No lo dejes escapar por miedo!


Por: Melina Alfaro Gress

Si tú no te das cuenta de lo que vale, la vida es una tontería, si vas dejando que se escape lo que más querías…“, pues sí las canciones y la sabiduría popular están llenas de grandes verdades y una de ellas es que, a veces el miedo nos paraliza.

Cambiar nuestra zona de confort, aunque sea nuestra infernal área de confort, nos cuesta trabajo y nos da miedo. Nos hemos acostumbrado a esa sensación y arriesgarnos nos da miedo. Pero no pensamos que quizás al otro lado de las montañas, nos está esperando un paisaje mejor, más bonito, con más luz y más colores, diferente…

Puede ser un nuevo trabajo, un  nuevo amor que nos quiera como nos merecemos, un cambio de país o de ciudad que nos ofrezca las oportunidades que llevamos toda la vida esperando…

¡No lo dejes escapar! si crees que realmente merece la pena… la vida que es como una ruleta rusa se encargará de repartir fortuna, pero nunca te arrepientas por lo que hiciste sino por lo que no hiciste.

Cuando tomes esas decisiones importantes, cruciales en tu vida, la simple satisfacción de haber superado ese miedo que tenías ante lo desconocido, te hará crecer como persona, te sentirás mucho mejor y sentirás tu autoestima como un globo que se ha inflado por la alegría de haberlo conseguido.

 

Acuérdate de cuando eras tan sólo un niño y te daba miedo empezar a nadar, a montar en bici, tu primer día de cole…o cuando te preguntabas cómo sería tu primer beso y te asustaba, si darías la talla en el equipo de fútbol…¿a qué te arriesgaste y lo hiciste? seguro que te sentiste mucho mejor, ¿verdad?

 

Pues ahora piensa que es lo mismo, que el miedo sólo está en tu cabeza, que tú eres muchas veces tu peor enemigo… Tú y los obstaculos que te autoimpones, muchas veces más altos de lo que realmente son… pues nos encanta contarnos historias llenas de miedo y terror, vergüenza y orgullo… pero, ¡no lo dejes escapar!

 

No dejes que se vaya el amor si llega, no dejes ese trabajo por miedo a no dar la talla… Respira profundo, mírate al espejo, sonríe y continúa… ¡no lo dejes escapar!

Porque la vida si lo pensamos bien, en realidad no tiene tantos secretos… tan solo hay que estar dispuestos a querer descubrirlos…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>