Saber leer, pero más importante, saber comprender…


Por: Melina Alfaro

 

 

 

 

 
La importancia del lenguaje  se valora cada vez más en las sociedades modernas. Esto se debe a que no solo define al ser humano, sino que también  facilita y perfecciona las relaciones humanas  en sí y con el contexto que a éstas rodean.

La lectura es el verdadero  camino hacia el conocimiento y la libertad, ya que nos permite viajar por los caminos del tiempo y el espacio, así como también conocer y comprender las diferentes sociedades y sus culturas.

En los niños, la lectura no solo divierte y desarrolla su vocabulario, sino que incentiva su imaginación, aumenta el conocimiento  académico y de la vida diaria, y le facilita la interacción con los demás integrantes de la sociedad.

En el documento “Hacia las Sociedades del Conocimiento” (Unesco, 2005) se plantea que a partir  de una sociedad tan tecnológica como la que vivimos, tanto la escritura como la contabilidad deben ser elementos omnipresentes  e indispensables para la vida cotidiana y el ejercicio de la ciudadanía.

El dominio lector, la escritura y el cálculo elemental siguen siendo los objetivos primordiales para “Aprender a Aprender” e ir  desarrollándonos cada vez más como seres autónomos, y no dependientes de cualquier  gobierno o ideología de turno.
Importancia de  la Lectura.
Podemos decir que la Lectura es el medio más eficaz para la adquisición de conocimientos ya  que enriquecen nuestra visión de la realidad, intensifica nuestro pensamiento lógico y creativo, y facilita la capacidad de expresión.

Cumple un papel fundamental en  el incremento de nuestra capacidad intelectual y por lo tanto, de nuestro desarrollo  como ser humano independiente.

Leer equivale a pensar, así como saber leer  significa tener la capacidad  de identificar las ideas básicas de un texto, captar los detalles más relevantes y brindar un juicio crítico sobre lo que se está leyendo.

En definitiva leer implica razonar, crear, soñar  y convertirnos en seres cada vez más tolerantes y respetuosos de las diferencias  de los demás, consiste en aprender  a  observar la sociedad desde un nuevo punto de vista mucho más objetivo, alejándonos de prejuicios  e ideas  contradictorias a  la realidad.

¡Lea, Lea… y siga  leyendo!

Desarrollar el gusto por la lectura, así como incentivar  a las personas que nos rodean hacia la lectura  debe ser un reto que debemos plantearnos cada uno de nosotros.

Las sociedades democráticas en que vivimos exigen cada vez más ciudadanos pensantes  y  libres de ideas arcaicas y peligrosas  que podrían perjudicar su buen funcionamiento.

Debemos hacer de la lectura un hábito permanente, convertir  el acto de leer en un momento placentero, gratificante  y compartido.

Indiscutiblemente no saber  leer en la sociedad tan tecnológica en que vivimos solo  puede conducirnos a una exclusión social, cultural, política y económica; o lo que es peor, a un destierro absoluto de los principales  ámbitos en que se mueven la mayoría de los miembros de  la sociedad de la que formamos parte.
Si queremos ser los dueños de las Nuevas Tecnologías y no solo sus esclavos, solo nos queda un camino: Aprender a leer y a comprender  aquello que hemos leído.

Ese, es el principal desafío que todos tenemos actualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>