image

Sé quien siempre quisiste ser


Si eres tú mismo, eres una persona muy valiosa para esta sociedad. La gente vive con máscaras, se protege, teme a lo desconocido. Pero el mundo necesita personas auténticas. Personas que lloren y que rían sin vergüenza. Personas que enfrentan su miedo. Personas que aceptan sus demonios y sus infiernos así como sus ángeles y sus cielos.

El mundo necesita personas que den amorosamente. Que jueguen, que miren a los ojos, que presten atención auténticamente al otro conocido o no.

El amor del ego ama de acuerdo a lo que recibe de los demás. En cuanto el otro no tenga nada para ofrecerle; ni amor, ni dinero, ni atención, pierde todo interés. El amor del Ser en cambio, ama, no teme al rechazo, no espera admiración, no espera amor, no espera nada. Ama de la misma manera que el sol; desplegando sus rayos de luz y calor sin hacer distinciones.
¿Y si nos amáramos con ese amor?. Amar nuestra luz y oscuridad, nuestros errores e imperfecciones, nuestras capacidades y habilidades, aceptándonos tal y como somos, sólo así amamos y aceptamos a los demás tal y como son.
Entonces, cuando salgas a la calle, ya no verás extraños, sino seres de luz. Habrás cumplido con la parte que te corresponde para cambiar al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>